EL HIERRO

el hierroEl Hierro, la más occidental y pequeña de las Islas Canarias, posee una larga tradición de elaboración de vinos. Antaño fueron los vinos dulces los que asumieron el papel preponderante. Hoy no suponen más que una parte muy pequeña de la producción vinícola total de la isla.

Al igual que sucede en el resto de los viñedos canarios, la filoxera nunca ha prosperado en la isla, lo que significa que aún sobreviven viejas variedades de uva como, Verijadiego, Bremajuelo , sin necesidad de injerto, manteniendo toda su riqueza varietal.

Se supone que los primeros viñedos fueron plantados en la isla por el inglés John Hill en la segunda mitad del siglo XVII, con los que se producían vinos cuyo destino era la obtención del aguardiente que era enviado por barco a América, especialmente a Venezuela y Cuba. Ya en 1833 existía un considerable comercio de aguardiente con destino a La Habana.

Hoy día, la destilación es un reducto, sin importancia comercial alguna, en la isla

La isla se caracteriza por la presencia de diferentes zonas geográficas. En el oeste destaca el Valle de la Frontera. En el interior, todavía más al oeste, hay una frondosa vegetación que incluye bosques de pino y páramos de ceniza volcánica, llamadas jable, que se elevan a 1.500 metros y que se caracterizan por su buena retención del agua. Como contraste, el este de la isla es muy seco, rocoso, sin árboles y azotado por el viento.

El viñedo se encuentra en pronunciadas laderas en las que se han construido bancales sujetos por muros de piedra, a una altitud que varía entre los 125 y los 700 metros sobre el nivel del mar.

Las zonas más importantes de cultivo son el Valle del Golfo, Echedo y El Pinar.

Año de fundación: 1994.

Superficie viñedo: 200 hectáreas.

Suelo: Muy poco fértiles de todo tipo, desde arcilla, caliza, marga o arena hasta ceniza volcánica. Todos ellos son de origen volcánico ya que esta zona, conocida como “El Golfo”, está formada por el borde de un gran volcán extinto. Son sueltos y bastante pobres, pero con cierta capacidad de retención de agua.

Clima: Templado, bastante seco en las zonas bajas y algo más húmedo en la montaña. De hecho, las precipitaciones varían bastante entre el este y el oeste, con oscilaciones de 159 a 450 mm. Los Alisios, vientos húmedos del verano, soplan en el noroeste de la isla y traen consigo una elevada condensación de humedad en los viñedos situados alrededor de Echedo. Las temperaturas durante el verano raras veces alcanzan los 28°C. En invierno se mantienen los niveles de temperatura, aumentando la humedad del aire.

Pluviometría anual media: 125 -450 mm.

Insolación anual media: 3000 horas.

Crianza: 18 meses con permanencia mínima de 6 meses en barrica.

Reserva: 24 meses con permanencia mínima de 12 meses en barrica.

Gran Reserva: 60 meses con permanencia mínima de 24 meses en barrica.

Variedades blancas: Verijadiego*, Albillo, Bastardo Blanco o Baboso Blanco, Bermejuela (Bremajuelo), Breval, Burrablanca, Gual, Forastera blanca, Listan Blanco, Malvasía, Moscatel, Pedro Jiménez, Torrontés y Verdello.

Variedades tintas: Bastardo Negro o Baboso Negro, Listán Negro o Negramuelle, Malvasía Rosada, Negramoll o Mulata, Tintilla y Verijadiego Negro.