Aceite de Girasol

El aceite de girasol crudo es un alimento muy recomendable por las altas dosis de nutrientes que nos ofrece como la presencia de ácido linoleico que nos ayuda a regular nuestro organismo y mejorar la asimilación de los nutrientes. Junto a esto es importante que tengamos en cuenta el alto contenido que el aceite de girasol tiene de vitamina E, importante para mantener en perfecto estado nuestros tejidos, además de ser una gran fuente de juventud para la piel.

Usos

Culinario

Cabe decir que el aceite de girasol refinado (del que se compra en los supermercados), es de color amarillo tenue y carece de sabor y olor intenso, el “virgen” (sin refinar) de 1ª prensa, tiene un aroma intenso muy agradable.

Los restos del procesado de los cariopses de girasol (cáscaras y demás restos del procesado para el aceite), se utilizan como alimento para la ganadería.

Industrial

El aceite se emplea como combustible biológico para producir biodiésel de automóviles con motor diésel. Es una alternativa viable a las gasolinas y, mejor aún, a los gasóleos (junto con el Aceite de colza y otros), aunque con elevados efectos contaminantes, hecho que contradice la opinión generalizada de los ciudadanos. Este aspecto se comprueba estudiando la combustión del ácido oleico.

Beneficios

  • Uno de los principales beneficios de consumir aceite de girasol es que protege las células del organismo del cáncer que provocan los radicales libres.
  • Este aceite es rico en vitamina E, la cual ayuda a prevenir enfermedades como el asma, la artritis reumática y el cáncer del colon.
  • Reduce el riesgo de sufrir infartos y también quema el colesterol disfuncional.
  • La vitamina E presente en el aceite de girasol también actúa como un hidratante que ayuda a las células a retener agua. Por esta razón se usa mucho en productos de higiene y en cosmética.
  • Por otra parte ayuda a proveer al cuerpo de una frontera protectora que resiste cualquier invasión infecciosa en bebés pretérmino.

Perjuicios

El aceite de girasol ofrece varios beneficios al cuerpo humano; sin embargo, también hay perjuicios que debemos conocer:

  • Es rico en ácidos grados polisaturados, que pueden reaccionar con el organismo oxidando la sangre y dañando las arterias.
  • El exceso de estos ácidos también puede elevar los niveles de presión arterial, causando trastornos en los riñones y otras complicaciones severas.
  • El consumo excesivo de este tipo de aceite puede causar obesidad, dolores en las articulaciones y diabetes.
  • Igualmente el exceso en su ingesta puede provocar cáncer de próstata y en mujeres menopáusicas cáncer de seno.

Ahora que ya conoces cuáles son los beneficios y las perjuicios del aceite de girasol, te recomendamos que lo incluyas en tu dieta de forma moderada, de modo que tomes de él los nutrientes requeridos para fortalecer tu piel y tu organismo, y que no sobrecargues a tu cuerpo con ácidos grasos innecesarios que solo acarrearían efectos secundarios nocivos.